Medicion de decibelios Precio

Existen básicamente dos tipos de mediciones con diferentes precios, las mediciones de niveles acústicos (de precio más variable) y las mediciones de aislamiento acústico (con un precio cerrado en la mayoría de los casos). 

Primero detallaremos los factores que influyen en las mediciones acústicas y su repercusión sobre el precio final de las mismas y finalmente el precio de las mediciones de aislamiento acústico.


El precio de una medición acústica viene condicionado fundamentalmente por dos factores

El primero es la duración de la medición de decibelios. Para realizar una medición, válida a efectos legales, es necesario realizar una medición del ruido de fondo existente; sin la fuente que origina el ruido. Este factor condiciona el precio total de la medición de ruido. 
En el caso de mediciones acústicas de maquinaria a la que se tiene acceso (ascensores, puertas de garaje, aparatos de climatización, etc.) se puede realizar inmediatamente la medición del ruido de fondo, después o antes de hacer la de la fuente que origina el ruido. En estos casos el precio es menor y está estandarizado, al poder cuantificarse de forma previa el tiempo total de trabajo. 
En otros casos como el ruido aleatorio de los vecinos, de un local o de máquinas de todo tipo a las que no se tiene acceso el tiempo de trabajo se puede extender, encareciendo la medición en una proporción variable. En este supuesto es conveniente observar los patrones de conducta de los vecinos, la maquinaria o los locales para intentar hacer coincidir la medición con el inicio o fin de los ruidos; con el fin de acortar el tiempo de trabajo y en consecuencia el precio. 

El segundo es el momento de hacer la medición. Es evidente que las mediciones acústicas se pueden realizar cuando se produce el ruido. 
En la mayoría de los casos en los que hay implicada cualquier máquina, sobre la que se tiene control para apagarla, las mediciones se realizan durante la jornada habitual de trabajo y en día laborable. En este caso el tiempo de trabajo está controlado y los precios son menores. Las conclusiones de este tipo de mediciones se pueden comparar sin problemas con los límites nocturnos para verificar el cumplimiento de las diferentes ordenanzas municipales, aun realizando las mediciones de ruido en un periodo horario diferente. 
En el caso de ruidos originados únicamente a ciertas horas de la noche o en los fines de semana, es necesario realizar las mediciones en esos plazos temporales, encareciendo el trabajo por pluses de nocturnidad y/o festivos. En este supuesto la misma medición acústica tiene un sobrecoste debido únicamente a los mayores costes laborales. 
Otros factores como los desplazamientos son secundarios en la mayoría de los casos. Es conveniente siempre contratar una empresa local, para no pagar un sobreprecio. En nuestro caso nuestras tarifas son competitivas en un radio a unos 100 kilómetros de Madrid. 

Hechas estas observaciones se puede decir que el precio de una medición acústica ronda, en la mayoría de los casos, los 300 euros cuando se realiza durante el día y en condiciones controladas. Este precio incluye la medición, el procesado de todos los datos, la interpretación de los mismos y la emisión del correspondiente certificado acústico; que acredita el nivel de ruido existente en un lugar en cierto momento. 

Una medición en horario nocturno o en un festivo tiene un coste de entre 400 y 600 euros, dependiendo de las horas en las que se realiza (son más costosas en medio de la madrugada que a las once de la noche) y de la duración de la misma (la incertidumbre ante el momento en el que se produce el ruido puede dilatar la sesión de medidas). 

En relación al segundo tipo de mediciones acústicas, las de aislamiento acústico (necesarias para la apertura de locales, comprobar la calidad acústica de nuevas construcciones o determinar las características de una insonorización) se pueden realizar en cualquier momento del día y tienen una duración, en la mayoría de los casos, estipulada. 


Este tipo de mediciones de aislamiento acústico, de mayor complejidad que las anteriores, tienen un precio que ronda los 400 euros y con pocas variaciones que dependen fundamentalmente de la localización y número de ensayos acústicos a realizar. 
En este caso, como el anterior, el precio comprende tanto las mediciones, como el procesado de la señal de ruido y la emisión del correspondiente certificado acústico. 

Mencionar por último que, como con cualquier producto o servicio, si se realiza más de una medición acústica el precio es sensiblemente inferior para cada una de ellas según se incrementa su número. Jornadas de trabajo en un mismo lugar con un número elevado de mediciones tienen precios muy inferiores a los indicados. 

Si precisa de una medición acústica de calidad realizada por profesionales contacte con nosotros. Le asesoraremos personalizadamente y le remitiremos, sin ningún compromiso, un presupuesto adaptado a sus necesidades, ofreciéndole siempre la mejor relación calidad-precio existente en el mercado.